¿Qué es el té blanco?

Todo sobre plantasTodo sobre plantas: cuidados, tipos, trucos

 

El té blanco es un té originario de China elaborado a partir de la Camellia Sinensis, elaborado en base a sus hojas jóvenes y delicadas g yemas plateadas que le dan a este té su característico color claro.

Características

Este detalle es muy importante durante su cosecha ya que solamente son usados los brotes jóvenes cuando éstos aún tienen un pequeño vello blanco, lo cual es el momento más indicado para recogerlos cuando éstos tienen sus nutrientes de forma completa.

Este tipo de té tiene una muy leve oxidación, dejándose en primera instancia que sus hojas y yemas se marchiten un poco para luego proceder a secarlas al sol o sólo al aire hasta que hayan perdido su humedad, caracterizándose su proceso por una mínima manipulación lo que garantiza que conserve la mayor parte de sus nutrientes naturales.

Beneficios

Una de las características más destacable de este té es su contenido en polifenoles los que constituyen un gran beneficio para nuestra salud por su propiedad antioxidante.

De hecho el té blanco tiene un poder antioxidante muchísimo más potente que el té verde, siendo así uno de los mejores aliados naturales que combaten los radicales libres.

Contribuye también a bajar el LDL o colesterol malo gracias a las catequinas que también ayudan a bajar la presión sanguínea y a tener una buena salud cardiovascular.

Fortalece el sistema inmunológico del organismo con lo que nos ayuda a prevenir diferentes enfermedades gracias a sus propiedades antivirales y antibacterianas, pudiendo así ser agregado en la dieta de personas que sufran de enfermedades que comprometan el sistema inmunológico.

Se ha observado que su consumo brinda una barrera natural contra la salmonella.

Algunos estudios sugieren que mediante su ingesta la aparición de bacterias y virus es claramente ralentizada e inclusive disminuida con lo que es un excelente aliado en la lucha diversas infecciones.

Al igual que sucede con otros tipos de té provenientes de la misma planta el té blanco previene algunos tipos de cáncer.

Tiene un buen efecto en el combate en contra de los hongos y también puede ser usado para prevenir la aparición de caries.

También es apreciada su acción diurética.

Tanto la concentración como la memoria son capacidades cognitivas de ser mejoradas con la ingesta de té blanco.

Ayuda a adelgazar ya que acelera el metabolismo lo que permite quemar lípidos y grasas de una manera más efectiva.

té blanco

Preparar el té blanco

Preparación del té blanco es bastante sencilla, basta con colocar en una taza una cucharadita de este y poner sobre el agua caliente cuidando de que ésta no esté hirviendo.

Luego procedemos a dejarlo en reposo por al menos unos 5 minutos al igual que hacemos con otros tipos de té, restando luego su colado con lo que tendremos la preparación ya lista para consumir.

Si lo prefiere también puede endulzar a gusto usando por ejemplo stevia otro edulcorante de preferencia natural.

Al igual que sucede con otros tipos similares de té también en este caso se trata de una infusión baja en calorías por lo que si has integrado su consumo como parte de una dieta para adelgazar te recomendamos que tengas sumo cuidado en qué edulcorante vas a usar para no agregar calorías indeseadas.

Contraindicaciones

El té blanco no debe ser consumido por personas que sufran de anemia.

Personas que tienen problemas de coagulación también deben evitar su consumo.

No es recomendado durante el embarazo.

Los hipertensos deben extremar sus controles si deciden consumirlo por su contenido en teína o cafeína.

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente